Edad Apropiada para Cuentos e Historias

cuentos

Desde que era muy pequeña, recuerdo la pasión que sentía al leer y escribir. Mis padres promovieron mi infinito amor por la lectura y la escritura, y si bien era algo innato en mí, sin duda ellos influyeron positivamente y se encargaron de que en casa siempre hubiesen libros y revistas, de acuerdo a mi edad, a mi alcance.

Hoy en día, compartimos con mi esposo el gusto por la lectura. El televisor se usa poco, pero podemos encontrar libros en cada mesita de luz, en canastas y estantes en cada ambiente de la casa. Nuestros peques perciben todo ésto, e indirectamente son influenciados por nuestro ejemplo…

AI (4 años) se encuentra en una etapa donde está sumamente interesado en aprender a leer y a escribir. Intento seguirlo, acompañarlo en el proceso: preparando Ambientes de Aprendizaje, aplicando algunos aspectos del Método Montessori… En fin, creando un entorno donde el Aprendizaje se dé de una manera natural, respetando sus tiempos, pero también estando a su lado, observándolo, dejando a su alcance materiales interesantes y atractivos, que lo “Inviten” a explorar más a fondo…

Pero bueno, lo que quería compartir con ustedes hoy, es algo que he aprendido de la Pedagogía Waldorf, que me gusta mucho y aplico en casa con los peques, y hasta ahora me está funcionando. Se trata de tener en cuenta la edad apropiada al contar Cuentos e Historias a los niños.

¿Cómo podemos determinar qué Cuentos de Hadas son apropiados para cada edad? Un buen indicador es teniendo en cuenta la forma en que se representa el conflicto (o el “malo”), y también por la complejidad de la Historia. A continuación podrán apreciar una guía básica:

TRES AÑOS Y CUATRO AÑOS:

Cuentos muy simples y secuenciales. ¡A esta edad los peques adoran la repetición!

Historias cortas de la Naturaleza: Imaginar Historias dando énfasis, por ejemplo, al concepto de Familia. Mamá Tierra, Papá Sol, Hermano Viento y Hermana Lluvia, y las primas, las Hadas de la Naturaleza.

Historias con animales: Buscar libros con ilustraciones de animales e insectos familiares para el niño. Es preferible dejar los animales exóticos para más adelante.

Historias simples de la vida real y diaria del niño en su casa.

Progresivamente, a los cuatro años, se pueden ir contando historias un poquito más complejas:

  • Ricitos de Oro y los Tres Osos.
  • El Guante.  (The Mitten)
  • El Hombre de Jengibre. (The Gingerbread Man)
  • Los Tres Chanchitos.
  • Mashenka y el Oso. (Mashenka and the Bear)

A los cuatro años de edad, el niño va tomando conciencia de los conflictos. Historias con simples problemas y fáciles resoluciones contribuyen a aportar un orden a su universo.

CINCO AÑOS:

A ésta edad, el niño necesita comenzar a explorar lo relacionado a conceptos como coraje, inteligencia y generosidad. Ahora podemos introducir los Cuentos de Hadas.

  • Caperucita Roja.
  • Hansel y Gretel.
  • El Ganso de Oro. (The Golden Goose)
  • El Príncipe Rana (The Frog Prince)

A los cinco años, el niño comienza a tomar conciencia del “bien y del mal” en su vida. Los Cuentos de Hadas bien elegidos pueden mostrarle de manera positiva su condición de ser humano.

SEIS AÑOS EN ADELANTE:

Los niños a ésta edad ya se encuentran listos para escuchar sobre personajes que han sufrido en su viaje.

  • Rapunzel.
  • La Cenicienta.
  • Músicos de Bremen.
  • Madre Holle. (Mother Holle)

Ésta información no es exhaustiva, pero les servirá para que puedan darse una idea de la clase de Historia más apropiada para cada edad.

cuentos1

 

Tagged on: ,

2 thoughts on “Edad Apropiada para Cuentos e Historias

  1. Lorena Artigas

    Que linda entrada Nati!!! muy buenos los consejos!!! esta muy bien el camino que marcan, en casa es parecido, ya voy a contar una experiencia muy linda sobre libros y lecturas de mis niñas.
    A medida que se interesan por sí solos por la lectura y los cuentos nos tenemos que animar a profundizar e ir por más, les puedo asegurar que se quedarán más que sorprendidos con los resultados.
    A leerles a los niños, a soñar y disfrutar con ellos.
    Un abrazo enorme.
    Lorena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*