Aprendiendo los Opuestos Táctiles

DSC_1897

Continuando en casa con actividades Sensoriales, en ésta ocasión comparto con ustedes cómo hicimos la actividad inspirada en Montessori: Aprendiendo los Opuestos Táctiles.

Para ello coloqué en una canasta algunos objetos, “blandos” y “duros”.

Objetos blandos:

  • guante suave
  • pelotita hecha con Masa para Jugar
  • pelotita hecha con lana

Objetos duros:

  • cajita de madera
  • bolita (canica)
  • recipiente tallado
  • caracol de mar

Cómo realizamos la actividad:

Colocamos todos los objetos en la canasta, y se la presentamos al niño. Tomamos uno de los objetos duros, lo colocamos a la izquierda. Luego tomamos uno de los objetos blandos, y lo situamos a la derecha.

Presionamos con los dedos el objeto duro y decimos la palabra “duro”. Repetimos la accción con el objeto blando y decimos la palabra “blando”.

Le entregamos ambos objetos al niño, y lo invitamos a que él sienta las superficies, como lo hicimos nosotros.

Cuando el peque haya tocado y sentido las superficies de los objetos, lo animamos a que lo repita una vez más, pero ésta vez diciendo las palabras “suave” y “duro”.

Luego invitamos al niño a que clasifique el resto de los objetos, en “blandos” o “duros”.

DSC_1901

Se sugieren utilizar para ésta actividad, entre 6 y 8 objetos por vez.

Como alternativa, pueden utilizarse objetos para clasificar según su temperatura (fríos o cálidos). En ese caso, elegir objetos con temperaturas que contrasten entre sí, como corcho, bolita (canica), madera, piedra y lana.

DSC_1902

DSC_1903

Posteriormente, estas actividades pueden realizarse mientras se le tapan los ojitos al niño, para que enfoque toda su experiencia sensorial en el sentido del tacto.

 

Tagged on: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*