Mensajes

peques

Me encontraba utilizando la computadora, buscando información e inspiración, cuando de pronto encontré entre mis archivos una fotografía. Solo una fotografía. Un mensaje, claro y conciso. Un mensaje contundente. Un recordatorio: “Tu vida es éste momento”.

La foto a la que hago alusión, es una imagen de mis dos hijos, tomada hace un año atrás… Sus perfectos y deliciosos rostros sonriendo, sus ojitos brillantes, llenos de vida y picardía. Mis hijos abrazados, tan pequeños, tan frágiles… Y a la vez con un potencial de posibilidades extraordinario…

Solo un año atrás, y mis niños ya no son los mismos. El más pequeño era tan solo un bebé… ahora camina recorriendo y explorando toda la casa, todo el tiempo… ya dice sus primeras palabras. El mayor, en este tiempo transcurrido ha cambiado tanto… Mantiene conversaciones fascinantes, cuestiona, plantea hipótesis, imagina historias de hadas y piratas…

El corazón me dió un vuelco al caer en la cuenta de que nunca volverían a ser así de pequeños…

El mensaje era claro: “No te pierdas nada”.

En otra ocasión, un tiempo atrás, alguien muy especial me dijo :”Vive cada día como si fuera el último”. Ahora puedo unir los eventos, situaciones, hechos que me han traído hasta aquí, como si fueran piezas de un gran rompecabezas. Todo cobra sentido.

En mi mente y en mi corazón ha quedado grabada esa imagen, esa foto…

Y lo que siento en este momento, es una mezcla de gratitud y temor. Gratitud, por tener el honor de ser la mamá de esos pequeños y encantadores niños, mis hijos. Temor, de perderme un solo segundo del tiempo que pueda tenerlos a mi lado. De perderme una sonrisa, un abrazo, una mirada, una travesura… De perderme lo que más importa en la vida por distracciones que no tienen sentido.

Quiero disfrutar cada instante junto a ellos, estando presente, con todo mi Ser, mi mente, mi corazón y mi alma. No quiero perderme nada. No quiero despertar una mañana y sentir que dejé pasar este regalo, este tiempo junto a ellos, que no vuelve más.

Voy a imprimir esa foto, y voy a colocarla en mi mesa de luz, para que sea lo primero y lo último que mis ojos vean cada día, para que me recuerde que cada segundo tengo la opción de ELEGIR en qué focalizarme.

Elijo lo Verdadero, lo Importante, lo Auténtico. Elijo estar Presente.

Afortunadamente cuando nos perdemos, como me suele suceder, recibimos Mensajes, que pueden presentarse de formas variadas y misteriosas… Recordatorios…

Hoy elijo escuchar el mío: “Conexión. Momento presente. Tu vida es éste instante”.

 

Tagged on:

8 thoughts on “Mensajes

  1. Lorena Artigas

    Que linda reflexión Nati!!! emociona hasta las lágrimas!!! y te entiendo tanto!!! este artículo es muy recomendable para los padres que tienen dudas sobre el educar a sus hijos en su casa… y esto no deja dudas no?!!! se nota que has tenido una semana de encuentros y búsquedas internas muy profundas!! : ).
    Es verdad que Dios siempre tiene una manera muy peculiar de darnos las respuestas a nuestras preguntas y es maravilloso cuando las descubrimos!!! un abrazo gigante amiga!!! Lorena.

  2. Paula

    AYYY Nati! qué gran post! qué hermosa reflexión! algo similar me pasó no hace mucho que encontré un video de mi hija bailando y Toti haciendo morisquetas en su cuna mientras la miraba bailar! Ella tenía 4 y el apenitas unos 10 meses como mucho! Pasaron ya 6 años y no puedo creer cuánto crecieron, cómo cambiaron pero sin perder su esencia y me agradezco entonces esta inmensa alegría de poder educarlos en casa y compartir con ellos cada momento, cada locura, cada pregunta, cada juego…
    Imposible que con esta foto y este texto no se me piante el lagrimón, Nati! preciosos!!! Dios te los guarde siempre!

  3. Silvana Gonella

    Elegir estar presentes nos deja en un mar de posibilidades que trae el ETERNO momento del ahora, ya que ahora es ahora, pero dentro de un segundo ya es otro ahora y asi… al permanecer observando y disfrutando cada segundo ( en el ahora) es un eterno y pacífico vivir en alegría y felicidad.
    Me encantó Nati!!!!!! Vaya que TREMENDA inspiración!! Me llegó al corazón.
    Lo estaba leyendo justo cuando mi hija me estaba abrazando.
    Eso es la Gloria para cualquier Ser Humano, estar presente cuando suceden los instantes importantes con nuestros seres queridos.
    Te Felicito
    Cariños y besos para esos hermosos principitos!!
    Silvana Gonella
    http://www.educandoconciencia.com.ar

  4. Natalia Post author

    Queridas Amigas Lore, Pauli y Sil: Gracias por leerme y por inspirarme. Gracias por sus hermosas palabras. Y gracias por acompañarme en este fascinante camino, que es el de Educar en Casa. Las quiero amigas! Natalia

  5. Lili

    Movilizador tu relato !
    Lo único que podría sumarte, con mi experiencia con hijos de 23, 20 y 9 años es que somos humanos, y podemos distraernos, pero siempre, en el fondo, si la hay, persiste esa esencia de “madre presente”, que tal vez no sea la misma que la de “madre”…
    Ambas son decisiones de vida que respeto enormemente. Pero la que contigo, y por suerte cada vez más mamás tenemos en común, es la primera. Yo la disfruto un montón…aunque ojo, no es nada fácil, pero sí es sumamente gratificante.
    Luego, no nos olvidemos que los hijos siempre nos van a reclamar algo…creo que para eso estamos y para eso están ellos, entre otras maravillas que nos brindamos mutuamente con nuestros hijos, que es lo más maravilloso que creo nos brinda la naturaleza, Dios, o como quieran llamarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*